¿El uso frecuente de audífonos provoca daños al oído?

Con el aumento de personas que están en teletrabajo o clases virtuales deben tener especial cuidado en la salud auditiva por el uso constante de audífonos o “Headphones”.

Es primordial tener en cuenta el volumen al que está expuesto; ya que si es muy alto podrían tener problemas a futuro, como la pérdida gradual e irreversible de la audición.

No existe un volumen ideal porque cada dispositivo es diferente; pero debemos regularlo para evitar complicaciones.

Otro problema que conlleva el uso de estos dispositivos es la otitis externa que es una infección aguda de la piel del conducto causada por bacterias, que provoca dolor en el oído o cabeza.

Recomendamos una limpieza diaria de todos sus dispositivos de audio. Para ello puede usar un paño húmedo o alcohol. Recuerde que los auriculares deben ser personales.

En niños y adolescentes es fundamental una higiene correcta de la cavidad auditiva que se logra con un hisopo o cotonete. Este no debe introducirse de forma brusca ni profunda, porque provocaría taponamientos o lesiones. Los niños menores de 5 años no deben usar hisopos porque pueden empujar la cera dentro del oído; es mejor limpiar el conducto con la punta de una toalla.

Recuerde regular el volumen durante cualquier actividad que realice. Niveles altos provocan un trauma acústico que es un daño provocado por un sonido fuerte e intenso.

Fuente: El comercio