Ortosomnia o la obsesión por dormir bien

El confinamiento por el coronavirus trajo consigo los problemas de insomnio y los mismos a su vez provocados por estar mucho tiempo en el celular. Pero la obsesión por dormir bien está provocando un nuevo trastorno: la ortosomnia.

Aunque es un fenómeno de no hace tanto tiempo, se basa en obsesionarse en cuántas horas dormimos, cuánto descansamos y se suele hacer a través de un seguimiento y monitorización de ello con app y otros dispositivos.

Dormir bien es importante para llevar una vida saludable, refuerza las defensas, ayuda al metabolismo y a mantenernos en nuestro peso ideal, beneficia al cerebro, ayuda a regular las emociones… Acumular noches de mal sueño es un riesgo real para la salud que se ha relacionado con tener un mayor riesgo de padecer enfermedades como la diabetes e incluso algunos tipos de cáncer.

Cómo saber si sufres ortosomnia

Si eres una persona que lo primero que haces cada mañana es chequear cómo has dormido… estás ante la primera señal de alerta. Si además los resultados que reflejan tus cifras de descanso nocturno te pueden amargar el día porque no llegan a lo recomendado por la app, deberías buscar ayuda. Obsesionarse por el descanso perfecto es tan perjudicial para nuestro descanso como obsesionarse por la comida perfecta para la dieta o el entrenamiento perfecto para tu llevar una vida activa. Los extremos de la vida healthy no son buenos consejeros.

Cualquier comportamiento que en principio puede ser saludable resulta nocivo llevado al extremo. Si irte a la cama te llena de ansiedad por culpa de las cifras inexactas que refleja tu smart watch a la mañana siguiente… es hora de quitarse el reloj y empezar a enfocar el descanso nocturno de otra manera. Una más saludable.

Fuente: mujerhoy.com