¿Usar mascarilla causa mal aliento?

El calor y la mascarilla no son fáciles de combinar pero su uso no sólo es obligatorio por la normativa sino que también es recomendado por la ciencia para prevenir el contagio por coronavirus. Se tiende a pensar, además, que el uso de la mascarilla está trayendo consigo alteraciones bucodentales, como mal aliento, sensación de boca seca, manchas en los dientes,etc.

Una mascarilla cuanto mayor poder filtrante o más densa sea produce más aspiración del aire espirado. Es decir que estamos en un ciclo nariz-boca y suponiendo que no tengas el coronavirus, que en muchos casos se presenta con anosmia (pérdida de olfato), lo único que se exacerba es la sensación de mal olor de boca, denominado halitosis.

Al llevar la mascarilla, una parte del aire que exhalamos queda durante un mayor tiempo en contacto con nuestro sistema olfativo. Por ese motivo, algunas personas piensan que han desarrollado ahora este problema, cuando lo cierto es que ya lo padecían antes de llevar la mascarilla pero no lo consideraban.

Ahora más que nunca es cuando hay que tener una buena higiene oral”, ya que no hay que olvidar que la vía de entrada del coronavirus son las mucosas y la boca.

¿Cómo cuidar la salud bucodental?

No hay que olvidar que por lo menos hay que cepillarse los dientes dos veces al día con pasta dentífrica fluorada, aunque lo más conveniente es realizarlo tres veces al día después de cada comida. Además es necesario utilizar hilo dental para limpiar los espacios interdentales y enjuagarse con colutorios. Además deberías de optar por:

  • Realizar una alimentación equilibrada y no consumir azúcares.

  • No consumir alcohol.

  • No fumar.

Limpieza de la mascarilla

Pero más allá de la higiene oral, también debe cambiarse o lavarse con frecuencia la mascarilla. Las quirúrgicas, por ejemplo, deben desecharse a las 4 o 6 horas porque de no hacerlo irán acumulando saliva, perdiendo su eficacia e incrementando el mal olor. Si se deterioran y no se realiza el recambio pueden convertirse más en una vía de contagio que de prevención.

Fuente: cuidateplus